Recursos
¡Herramientas que te servirán en tus hechizos y conjuros!

Conozcamos los Sabbats y qué orden tienen

Si vais a celebrar los Sabbats, tenéis que tener en cuenta las fechas y los momentos del año para celebrarlos.

Piensa que cada uno de ellos es un paso dentro del ciclo de muerte-nacimiento del dios y de su unión con la diosa.


¡Hay que ser previsor!

Aquí os adjunto un calendario lunar del año 2018 al completo, para que sepáis de buena tinta en qué momento es más propicio realizar ese ritual o hechizo que tenéis cociendo a fuego lento en el caldero =).

Un beso, almas de luz!

Viajar a Calmaria

    Esta sencilla meditación, te servirá para esos momentos de gran tensión.

    Es como una isla de tranquilidad en medio del caos, como si tuvieras un espacio que es solo para ti y que fuera imperturbable, al que nadie más tiene acceso y te llena de paz y calma.

    Antes de empezar, prepara el lugar de manera adecuada par ti. Pon algo de música, alguna vela si te hace sentir bien, cojines, alguna manta, etc.

    Colócate en una postura que te resulte cómoda, no te pongas sentado en el suelo con la espalda como una estaca si no eres capaz de momento (que nos conocemos jajajaja).

    El ejercicio consiste tan solo en respirar por la nariz y llevar el aire con calma, a tu ritmo hasta el abdomen. Siente cómo este se va llenando de aire nuevo y oxígeno.

    Cuando hayas llenado el abdomen, permite que suavemente empiecen a coger aire y llenarse tus pulmones, hasta que finalmente se llenan tu clavículas.

    Llegado este momento, empieza a soltar el aire lentamente por la nariz también ya que es nuestra vía natural para respirar. Primero libera el aire de las clavículas, después el de los pulmones y por último el del abdomen. Es decir, realiza el mismo proceso que hiciste al coger aire pero al revés (al coger aire es abdomen-pulmones-clavículas y al vaciarse es clavículas-pulmones-abdomen).

    Siempre lentamente y sin forzar, ya llegará el momento en el que empieces a tener más capacidad para coger aire y retenerlo, no te precipites y respeta tu cuerpo.

    Haz todo el proceso a tu ritmo, pero nunca pierdas la concentración en sentir la entrada y salida de aire por tus fosas nasales. Ahí está la clave. Si sientes que tu mente empieza a aburrirse y te manda mensajes que te molestan y te desconcentran (tienes que hacer la compra, esa persona que te ha dicho antes algo que te ha molestado, ese jersey que has visto...), imagina que esos pensamientos son como las nubes del cielo y que una suave brisa se las lleva lejos, lejos... Deja a la cotorra de tu mente que te los muestre todos pero siempre sin involucrarte con ellos, es decir, míralos pero no los hagas caso simplemente déjalos pasar.

Al principio te costará un poco, pero con algo de práctica lo tendrás dominado al 100%, ¡lo sé!

    Empieza intentándolo 5 minutos, y vete incrementando en la medida que tú veas.

¡El límite de las cosas en tu vida lo pones tú!

    Espero que te sirva esta meditación que a mí tanto me gusta ^^.